Columna de Opinón | Prefabricados de hormigón ingresan a los edificios de mediana altura

augusto“La gracia que tiene Lomas de Javiera es que se trata de un conjunto grande de 10 edificios de cinco pisos, con 200 departamentos, que son 100% prefabricados en hormigón”, subraya el gerente general del Instituto del Cemento y del Hormigón de Chile (ICH), Augusto Holmberg, constituyéndose actualmente en la “experiencia más grande en estos momentos en el país”.

Este condominio, que se ubica en Temuco, ya está edificado y hoy se realizan las terminaciones. Tan impresionante es el avance de las obras que se construyen con elementos prefabricados de hormigón, que en esta obra se pudieron montar nada menos que ocho edificios en tan solo 90 días.

“Hay otras experiencias similares, pero en edificios individuales. En Temuco, en Santiago, hay ejemplos de edificios prefabricados 100% o con algunos componentes prefabricados, como las losas. De hecho, en el Edificio Titanium se usaron losas prefabricadas de hormigón”, indica Holmberg, junto con comentar que “en el sector inmobiliario, recién estamos empezando a ver proyectos de construcción totalmente prefabricada, la tendencia apunta a este tipo de desarrollos”.

No obstante, el experto del ICH recuerda que hace muchas décadas “había empezado en Chile un movimiento de prefabricación también, pero con sistemas bastante más cerrados y que por distintas razones no fueron eficientes o no tuvieron un desarrollo que les permitiera competir con los sistemas de construcción en sitio. Entonces estamos viendo una nueva aproximación a la prefabricación que es mucho más eficiente hoy día, como sistema es mucho más abierto, y mejor integrado en toda la cadena de fabricación, desde el mandante inmobiliario hasta el prefabricador”, dice, además de mencionar que “después del terremoto de 2010 hubo mucha vivienda prefabricada de hormigón”.

Con respecto de las principales ventajas de los prefabricados de hormigón, el especialista resalta las siguientes: “Primero, es un elemento producido en una planta bajo condiciones controladas, lo que garantiza su calidad; segundo, facilita una alta velocidad de construcción (se pueden estar fabricando los elementos en planta mientras se están haciendo otras actividades paralelas en obra y después se llega a montar solamente, entonces se ocupa mejor el tiempo y se mejora la velocidad de construcción); tercero, brinda la posibilidad de incorporar fácilmente elementos de terminación arquitectónica por el lado de las texturas, los colores, y las formas, que son mucho más difíciles de dar con el hormigón en sitio. Y no menos importante es el tema de la resistencia al fuego. El hormigón, por sí mismo, tiene una gran resistencia al fuego y esa es una de las razones importantes de por qué se utiliza en industrias que tienen este riesgo. Y bueno, todo esto a un costo que es competitivo con el resto de los materiales”.

En tanto, Leonardo Rodríguez, gerente general de Facoro, expresa que las ventajas de utilizar paneles prefabricados de hormigón en la construcción de viviendas son: la rapidez del montaje (pocos días), ahorro en mano de obra, menor impacto en el entorno, la alta calidad del material con respecto a la resistencia al fuego, resistencia estructural, las buenas terminaciones y la flexibilidad del producto para adaptarse a cualquier tipo de diseño que requiera el usuario.

Otras aplicaciones donde los prefabricados de hormigón acaparan mercado en los últimos años, son fundamentalmente en la construcción industrial, en grandes centros de distribución, supermercados, grandes áreas de bodegaje, “todas áreas donde ha crecido con mayor fuerza”, asevera Augusto Holmberg. A la vez, manifiesta que también se utiliza en la industria pesada en general, en colegios y en la minería.

Asimismo, reconoce que “hay toda una línea de prefabricados de hormigón que tienen que ver con elementos ornamentales y utilitarios: bancos de hormigón a la vista, adornos, esferas usadas como sistemas de protección de fachadas para evitar alunizajes o simplemente como un elemento de decoración, mobiliario urbano en general, y esto ocurre por tres razones: el hormigón tiene una tremenda durabilidad a la intemperie y también a los actos vandálicos, y es un material que puede tener un acabado bastante decorativo por sí mismo, sin necesidad de pinturas. Esta es una línea que ha tenido también bastante desarrollo en los últimos años. Hay varias empresas especializadas en este tipo de elementos”.

Deje un comentario

Your email address will not be published.