Categorías
Noticias Pavimentando

Pisos Industriales – Alta Ingeniería

Los pisos industriales son uno de los principales activos que tiene una bodega o centro de distribución. Una solución económica no garantiza ahorros, más aún si se considera el impacto en la productividad y operación de una industria. Alto tráfico, escurrimiento de líquidos, humedad y diferencias de temperatura, son parte de los factores ambientales que los pavimentos industriales deben afrontar. Un diseño de alta ingeniería.

El objetivo de un piso es satisfacer una necesidad de operación, por lo que el proyecto siempre estará diseñado y condicionado según las necesidades del cliente. En este sentido, el tipo de actividad productiva y ciertas características tales como cargas puntuales, cargas móviles, tipo de tránsito, escurrimiento de líquidos, ataques químicos, humedad y temperatura, representan algunos de los principales elementos que definen tanto el diseño, como el proceso constructivo de un piso industrial.

Del mismo modo, las soluciones disponibles para cada una de las necesidades mencionadas son variadas, por lo que es más probable aún que este tipo de proyectos se diferencie de otros, a pesar de que las condiciones de operación puedan ser similares.

Ahora bien, es fundamental tener en cuenta que un proyecto bien diseñado no es sinónimo de que cuente con los elementos o materiales más sofisticados, sino que un buen diseño responderá a las necesidades de operación del mandante de forma eficiente.

Cada solución es única y debe responder a ciertas características dadas por la condición del sustrato, esto acompañado de la evaluación técnica de cada proceso productivo que requiere el diseño de un piso tecnológico.

En este sentido, si se considera que un piso bien ejecutado genera ahorros y mejoras operativas en cualquier tipo de industria, se justifica la inversión en pisos de calidad, aplicando una solución a medida que perfectamente podría alcanzar 10 años sin intervenciones, con todos los beneficios que eso conlleva, evitando posteriores reparaciones cada 2 o 3 años, afirman los expertos consultados.

Mayores exigencias

Los pisos para tránsito definido requieren mayores exigencias desde el punto de vista de planeidad. Para lograr esos estándares, se están utilizando los pisos de retracción compensada, los que deben ser construidos en una jornada con faena continua, demandando maquinaria de alto rendimiento para su correcta ejecución y condiciones ambientales rigurosas, como contar con un área techada, sin presencia de viento ni exposición al sol.

De igual forma, los pisos para uso en frigoríficos tienen una serie de requerimientos constructivos especiales tales como: aislaciones de humedad y temperatura, ya que la presencia de agua en el piso cuando este se encuentra en operación genera cambios volumétricos importantes, produciendo fallas y deterioros prematuros. Junto con ello, el tipo de maquinaria a utilizar para verter el hormigón, ya que la aislación instalada bajo este no permite la circulación de maquinaria pesada en esta etapa; la acumulación de gases producida por la combustión de la maquinaria utilizada, entre otros factores.

De acuerdo a los expertos, otros pisos difíciles de construir son aquellos expuestos a la circulación de robots planos que trasladan estanterías, ya que necesitarían de planeidad en ambas direcciones. Los segundos y, levemente más simples, son aquellos para ser utilizados por grúas trilaterales. Este tipo de grúas operan a gran altura y en pasillos muy angostos, lo que permite densificar la bodega. La complejidad es que se necesitan pisos con la menor cantidad de juntas posibles y superplanos, lo que no es fácil de construir.

No obstante lo anterior, en Chile ya se han hecho muchos de estos pisos con excelentes resultados, corroborando que las empresas constructoras locales han incorporado de manera exitosa las tecnologías.

El requerimiento está dado por la solicitación a la que serán sometidos los pisos, ya sean por resistencias mecánicas específicas, a la abrasión, ataques químicos y requerimientos específicos de cada proyecto. Con esta información se evalúan los distintos esquemas de solución utilizando los productos más óptimos presentes en el mercado.

Teniendo resuelto los aspectos de diseño y calidad de materiales, los principales factores que marcan una diferencia en la calidad del piso al momento de su construcción son:

1. Mantener un ambiente controlado libre de viento, exposición al sol, polvo u otros agentes contaminantes durante su construcción.

2. Continuidad en la faena, en que el piso se construya idealmente en una jornada sin detenciones, evitando las juntas frías del hormigón. Con estos dos tips y cumpliendo con las respectivas etapas del proceso constructivo el resultado deberá ser un piso de calidad, aseguran los profesionales consultados.

3. Un diseño correcto, ya que de acuerdo al tipo de bodega (tipologías de rack y cargas), las grúas que circularán y las condiciones ambientales locales donde se construirá, será el resultado final.

4. Un contratista calificado para la construcción. La calidad de los pisos está directamente ligada a la calidad de quien los construye, el cuidado de los detalles es fundamental para un piso y finalmente una mantención adecuada y correcta con respecto al tipo de piso construido.

Casos de éxito

En el último tiempo en Chile se han construido centros de distribución importantes, ya sea por las dimensiones, expansión, estándares de calidad exigidos y automatización de sus procesos, los que se han llevado a cabo con éxito y representan un hito a nivel de industria.

Por innovación destaca el Centro de Distribución (CD) de falabella construido en 2017, tanto por la tecnología implementada en sus pisos, como en el proyecto completo. Su grado de automatización lo vuelve un proyecto emblemático. Cuenta con pisos de retracción compensada sin cortes en paños de hasta 1.780 m2 con altas exigencias de nivelación y lisura. Tiene más de 2.200 metros lineales de racks en pasillos angostos, donde operan grúas trilaterales de alta eficiencia y velocidad que requieren de mínimos desniveles en la superficie para operar hasta 12,5 m de altura.

Por tamaño, el Centro de Distribución de Walmart, actualmente en construcción representa un hito en la industria. debido a sus 130 mil m2 de pisos de hormigón con retracción compensada y 140 mil m2 de pavimentos exteriores, se posicionaría como el proyecto más grande en Chile en ser ejecutado en solo una etapa.

Por velocidad, destaca el Parque industrial Aeroparque, debido a su crecimiento tanto en obras interiores como exteriores, que desde el 2017 hasta fin de 2018 tendrá construido del orden de 160 mil m2 solo en pisos interiores y un número similar también en pavimentos exteriores.

Casos de éxito

En el último tiempo en Chile se han construido centros de distribución importantes, ya sea por las dimensiones, expansión, estándares de calidad exigidos y automatización de sus procesos, los que se han llevado a cabo con éxito y representan un hito a nivel de industria.

Por innovación destaca el Centro de Distribución (CD) de falabella construido en 2017, tanto por la tecnología implementada en sus pisos, como en el proyecto completo. Su grado de automatización lo vuelve un proyecto emblemático. Cuenta con pisos de retracción compensada sin cortes en paños de hasta 1.780 m2 con altas exigencias de nivelación y lisura. Tiene más de 2.200 metros lineales de racks en pasillos angostos, donde operan grúas trilaterales de alta eficiencia y velocidad que requieren de mínimos desniveles en la superficie para operar hasta 12,5 m de altura.

Por tamaño, el Centro de Distribución de Walmart, actualmente en construcción representa un hito en la industria. debido a sus 130 mil m2 de pisos de hormigón con retracción compensada y 140 mil m2 de pavimentos exteriores, se posicionaría como el proyecto más grande en Chile en ser ejecutado en solo una etapa.

Por velocidad, destaca el Parque industrial Aeroparque, debido a su crecimiento tanto en obras interiores como exteriores, que desde el 2017 hasta fin de 2018 tendrá construido del orden de 160 mil m2 solo en pisos interiores y un número similar también en pavimentos exteriores.

Desafíos

Entre los desafíos que faltan por desarrollar en el área de los pisos industriales, cobra relevancia dejar atrás el concepto de una obra civil menor. «Como industria se busca olvidar esta creencia, por consiguiente, la discusión no va en si es una obra civil menor, mayor o una obra de ingeniería, lo que importa en estos casos es lo oportuno y trascendental que sean las recomendaciones en estos proyectos, independiente del tamaño o envergadura de la obra”, concluyen los expertos.

Es fundamental el correcto diseño, construcción y mantención, esto incluye las terminaciones apropiadas, todo con el fin de asegurar la vida útil necesaria del piso con la mantención planificada. Además, muchos de los centros de distribución modernos o grandes bodegas operan 24/7, por lo que cualquier reparación durante la operación tendrá un alto costo para el mandante. Un diseño de ingeniería.

Innovaciones en pisos

Chile se encuentra a la vanguardia en lo que respecta a soluciones tecnológicas para pisos, esto quiere decir que los pisos que se construyen en el país, en términos de calidad, no tendrían nada que envidiar a los proyectos que se ejecutan en países más desarrollados. Así, dentro de lo más reciente que se ha incorporado en la industria destaca:

– Juntas armadas que permiten controlar de mejor manera los esfuerzos concentrados en ellas y disminuir el impacto de las ruedas de maquinaria en estas zonas.

– Correcciones o afinados de nivelación de pisos para tránsito definido, los cuales requieren nivelaciones con tolerancias de 2 milímetros aproximadamente.

– Los pisos de retracción compensada, que poseen significativamente menor cantidad de juntas, mejorando las condiciones de operación y aumentando la resistencia al desgaste producido por el tránsito de grúas y transpaletas.

Fuente: www.revistabit.cl
Categorías
Boletin Trimestral

Boletín Trimestral 2018 – 3

Categorías
Noticias Pavimentando

Abrieron al tránsito tramo de ruta Onaisín-San Sebastián

a semana pasada, el Ministerio de Obras Públicas abrió al tránsito los primeros 30 kilómetros de pavimentación del camino Onaisín-San Sebastián, proyecto que ejecuta la Dirección de Vialidad y que presenta un 82 por ciento de avance. El contrato consiste en el mejoramiento de la Ruta Internacional 257-CH, que conecta a Chile con Argentina a través del paso fronterizo de San Sebastián, principal vía de acceso a la provincia de Tierra del Fuego.

Así lo informó el seremi de Obras Públicas, Pablo Rendoll, detallando que en total son 45 kilómetros los que se pavimentarán en esta primera etapa, destacando que

“el objetivo es crear una vía capaz de mejorar la conectividad e integración entre Chile y Argentina, en conjunto con el desarrollo integral de la provincia de Tierra del Fuego”. Como se recordará, las obras se enmarcan en el Plan de Conectividad Austral, que proyecta además saneamiento, alargue de alcantarillas, zonas de estacionamiento y obras de seguridad y señalización.

Pablo Rendoll, Seremi de Obras Públicas

A la fecha, agregó Rendoll, el pavimento de hormigón construido corresponde a los kilómetros 135,7 al 180,9 del eje principal de la ruta, en lo que toca al sector habilitado para dar al tránsito, signado entre los kilómetros 135,7 y 166,3. La importante obra fueguina permitirá, asimismo, que en los años siguientes, cuando se conecte en Onaisín con el proyectado pavimento desde Porvenir, la ruta facilite el desplazamiento entre el sector argentino de la isla binacional y el continente para los automovilistas del vecino país y del sur nacional isleño que viajan a y desde Punta Arenas por Porvenir, lo que a su vez prevé un aumento del flujo de transporte marítimo entre las dos ciudades.

Fuente: www.laprensaaustral.cl
Categorías
Noticias Pavimentando

El ICH participa en Seminario sobre Pavimentos Urbanos de Hormigón en Argentina

El martes 6 de noviembre, con la ayuda del ICPA, se ha organizado un Seminario sobre Pavimentos Urbanos de Hormigón en Olavarría, Argentina. Esta actividad ha sido destinada a profesionales y técnicos del campo vial (municipios, DNV, DPV y empresas constructoras). Los temas principales: problemática de los pavimentos (diseño y construcción, soluciones a los problemas más comunes, manuales y guías técnicas de referencia, hormigones con fibras, etc.), hasta la discusión de algunos casos de éxito de gestión en obras de pavimentación municipal. También se discutirá el rol del hormigón en las obras de infraestructura urbana (bicisendas, dársenas e intersecciones, etc.).

El ICH, como referente internacional, ha participado de forma activa realizando las charlas: «Análisis de los Costos de Ciclo de Vida de los pavimentos en un escenario de competencia»  y «Los beneficios de una buena práctica constructiva de pavimentos de hormigón».

Además, entre los días miércoles 7 y jueves 8 se desarrollará el VIII Congreso Internacional, en el que se expondrán más de 60 trabajos, cubriendo un amplio abanico de temas. Se discutirán aspectos vinculados a la sustentabilidad (nuevos cementos, empleo de vidrio y residuos de otras empresas como adición mineral activa, uso de agregados reciclados o provenientes del desecho de neumáticos, etc.), durabilidad del hormigón (corrosión, RAS, ataque por sulfatos o ácidos de origen biogénico), técnicas de laboratorio (resistividad eléctrica, calorimetría, patrón de Speckle), hormigones especiales (HAC, HRF, con nanotecnología) y normalización (succión capilar, lajosidad, etc.).

Categorías
Noticias Pavimentando

Solo el 24% de las rutas de Chile tienen pavimento y expertos critican el lento avance

Óscar Delbene
Nacional
El Mercurio

Aunque en una década solo se pavimentaron 3.000 km, especialistas admiten un mayor avance en la construcción de caminos básicos. En ese sector, el MOP invertirá US$ 1.613 millones, que casi duplicará ese tipo de vías a 2022.

Con más de 12 mil kilómetros de caminos bajo la tutela de Vialidad, La Araucanía es la región con la red vial más grande del país. Sin embargo, lo que pareciera ser un indicador de desarrollo para la zona más pobre a nivel nacional, es solo un dato que choca fuertemente con la realidad. Esto, porque de ellos solo el 15% está pavimentado, lo que la deja como la segunda región con peor calidad en rutas, según el último catastro elaborado por el Ministerio de Obras Públicas (ver infografía).

Una situación que -argumentan los especialistas- se explica por la falta de productividad en la zona y en el escaso flujo vehicular de sus rutas. Para el académico de la U. de Concepción Tomás Echaveguren, el hecho de que La Araucanía tenga una red de tal magnitud se debe a la existencia de muchas pequeñas comunidades que hubo que conectar y que, al mismo tiempo, no llegan al nivel de producción que justifique una pavimentación.

«Por eso es una de las regiones de mayor pobreza, porque al no tener caminos decentes en invierno, las personas enfrentan caminos de barro y no pueden transitar, no entra la ambulancia y los niños no pueden ir al colegio. Todo eso afecta mucho», reclama el intendente Luis Mayol, quien coincide en que también afecta la productividad regional.

Tan deficitarias como La Araucanía están Aysén, con apenas el 12% de pavimento tradicional (estructura de carácter definitivo de hormigón o asfalto) en sus caminos, y Atacama, con un magro 16%. En ambas, su menor población no les permite generar un flujo vehicular suficiente para conseguir la rentabilidad social necesaria.

El déficit, sin embargo, no se limita a esas zonas. A nivel nacional, solo la Región Metropolitana tiene más de la mitad de sus kilómetros en esa condición y a nivel país, el promedio apenas alcanza el 24%. Un porcentaje no tan distinto al que había hace una década, debido al bajo ritmo al que se ha ido avanzando, indican expertos: si en 2007 había 17.200 km pavimentados, a fines de 2017 llegaban a 20.500, es decir, solo 3.300 km más.

«Debiera avanzarse en forma más veloz, más dinámica, evidentemente», sostiene el gerente de Infraestructura de la Cámara Chilena de la Construcción, Carlos Piaggio. Compara la última década con la anterior y recuerda que «entre 1997 y 2007 se avanzó fuertemente en el mejoramiento de los ejes estructurantes, pero luego de eso no se ha avanzado en caminos pavimentados propiamente tal». Una dinámica que, acotan los entendidos, se debe a la falta de planificación pública y al poco presupuesto destinado a mejorar la red de caminos en el país.

Con todo, tanto Piaggio como Echaveguren precisan que la construcción de caminos básicos -que tienen una capa asfáltica delgada o un estabilizador de suelo y no requieren expropiaciones ni cambios en la geometría de la ruta- ha avanzado a un mayor ritmo y constituyen una buena solución para sectores con menor flujo vehicular.

«Siempre a uno le gustaría que fuera más, pero dado el nivel de uso y el desarrollo del país, hemos ido avanzando a un nivel bastante razonable», justifica el ex ministro del MOP Hernán de Solminihac.

Esta solución es la que, precisamente, priorizará el MOP en los próximos cuatro años. «Chile tiene una enorme tarea pendiente en pavimentación. Hay, aproximadamente, un 60% de caminos que todavía no tienen ni asfalto ni pavimento básico y estamos en un programa intenso de pavimentación básica», subraya el ministro Juan Andrés Fontaine.

El plan busca construir 3.325 km anuales durante este gobierno. Así, en total se ejecutarán 13.300 km, con lo que casi se duplicarán los 14 mil caminos básicos existentes, todo con una inversión de US$ 1.613 millones.

«Lo que estamos haciendo es agilizar, poner más recursos para mejorar sustantivamente el estándar de los caminos», agrega el subsecretario Lucas Palacios. Respecto de que tengan pavimento, agrega que «estamos considerando incorporarlos en forma importante. Tenemos proyectos en todas las regiones».

Mayol indica que gracias al plan Impulso, en ocho años, en La Araucanía pasarán de tierra a ripio 7 mil km de caminos en zonas indígenas, lo que significará una inversión de US$ 267 millones, mientras que en ese mismo período construirán 1.600 km de caminos básicos.

Crecimiento
La red vial bajo la tutela del MOP ha aumentado en cerca de 5 mil km en 10 años, algo destacado por los expertos.

«Uno de los temas en que estamos en deuda como país es el porcentaje de caminos que todavía están sin pavimentar».
CARLOS PIAGGIO
Gerente de Infraestructura CChC


«Tenemos que ir mejorando el estándar. El problema es la calidad de los caminos».
LUCAS PALACIOS
Subsecretario de Obras Públicas

 

Fuente: www.economiaynegocios.cl

Categorías
Documentos Pavimentando

Reporte Final: Pavimentos de Hormigón Prefabricado

Categorías
Noticias Pavimentando

“El desafío es mejorar las propiedades del hormigón para lograr un material más durable y amigable con el ambiente”

Entrevista a Mg. Carlos A. Milanesi, Gerente de Promoción y Asistencia Técnica en Cementos Avellaneda S.A. y Presidente de la Asociación Argentina de Tecnología del Hormigón, quien expresa su visión del estado actual del conocimiento en Argentina en materia de tecnología del hormigón.

-¿Qué importancia tiene la celebración del centenario del primer despacho del cemento pórtland?

C.A.M.: El cemento es el alma mater del hormigón, por lo que, para nosotros, celebrar el “primer despacho de cemento” equivale a celebrar el nacimiento del “hormigón” en nuestro país. En estos 100 años, “mucha agua ha corrido bajo el puente” y hemos aprendido mucho sobre este material.

-¿Cómo ve el estado del conocimiento de la tecnología del hormigón en el país?

C.A.M.: Considero que el estado actual del conocimiento en nuestro país, en materia de tecnología del hormigón, es de primer nivel. Probablemente, tengamos una deuda pendiente para cubrir el gap entre el conocimiento que brinda la “investigación” y la implementación del mismo en obra, deuda que nuestra Asociación trata de saldar día a día, cumpliendo su principal objetivo estatutario.

En Argentina existen importantes centros de investigación, de primer nivel, como el INTI, el LEMIT y muchas universidades que participan activamente en los congresos y en publicaciones en revistas de la especialidad. Muchos de ellos, también forman parte de instituciones o asociaciones de alcance internacional, como el ACI y la Rilem.

Por sólo citar un ejemplo, los investigadores de la Universidad Nacional del Centro (Olavarría) han conformado un grupo de trabajo muy sólido en el campo de la sustentabilidad del hormigón. En particular, la Facultad de Ingeniería avanzó con los primeros estudios en la obtención de puzolanas, a partir de la calcinación de arcillas ilíticas, tema que ha creado una expectativa muy grande en el campo internacional de la tecnología de los cementos, donde algunas experiencias llegan hasta el 50 % de adición (es el caso de los cementos denominados LC3). Es importante mencionar que este hecho constituye un hito clave para la provincia de Buenos Aires, donde no existen yacimientos naturales de puzolana. Cabe destacar que este tipo de puzolana ya se utiliza en el país en la fabricación de un cemento CPC40 y será motivo de la presentación de un trabajo específico para este congreso.

-¿Cuáles son los principales desafíos que tiene hoy la tecnología del hormigón en la Argentina y el mundo?

C.A.M.: El hormigón es el material de construcción más utilizado en el mundo y el segundo de mayor consumo, después del agua, razón por la cual, todo los aportes que podamos hacer para mejorar su desempeño y reducir su impacto ambiental será bienvenido por las generaciones futuras.

En mi opinión, el problema de la resistencia mecánica del hormigón per se, en cierto modo, está resuelto. En nuestro país existen experiencias de hormigones de alta resistencia, elaborados a escala industrial, con niveles resistentes que van más allá de los 60 MPa, habiendo alcanzado, en experiencias de laboratorio (con agregados naturales), los 120 MPa.

En este marco, imagino que el mayor desafío será mejorar las propiedades conocidas del hormigón (estabilidad volumétrica, durabilidad, etc.) con miras a lograr un material más durable y “amigable” con el ambiente. El desarrollo sustentable del hormigón es, hoy, una realidad, y en esto creo que la Ciencia de los Materiales, la Físico-química y la nanotecnología jugarán un protagonismo trascendental.

Otro de los desafíos a los que nos enfrentaremos los tecnólogos del hormigón es a desarrollar nuevos métodos de ensayo, más confiables y de mayor celeridad. Este tema es de particular importancia en los estudios de durabilidad del hormigón, donde los métodos de evaluación más confiables son de largo aliento y los tiempos de respuesta resultan inapropiados para los plazos disponibles en la mayoría de los proyectos de obra.

 

Fuente: www.revistavial.com