Editorial | Desafíos de la productividad

Publicado el marzo 2, 2017

5Esta edición está dedicada especialmente a la edificación. Con sorprendentes novedades por el lado tecnológico como las que nos muestra la empresa BauMax con su apuesta por la robotización del proceso productivo de viviendas y el despegue de la edificación prefabrica en media altura como lo ilustra el proyecto Lomas de Javiera en Temuco. Sin embargo, especialmente el caso de la edificación en altura, pero endémico en toda nuestra construcción, es la diferencia que se ha producido entre los aumentos de productividad y reducción de plazos en la ejecución de la obra gruesa y el tiempo y productividad en el caso de las terminaciones. Este es probablemente es el principal cuello de botella que debemos enfrentar, y la solución, como muchas veces es saber escuchar y tener la disposición a conversar y coordinarse. En este caso la coordinación es entre la obra gruesa y las terminaciones, coordinarse sobre las tolerancias dimensionales, sobre la logística y la coordinación de los flujos de cada partida. Uno de nuestras asociados me comentaba hace unos días, “¿sabes lo que representa el tener una gerencia de Postventa?”. La demostración más palpable de nuestra incapacidad de prevenir los errores y la aceptación del defecto como norma. Por otro lado, hace un par de años tuvimos la oportunidad de invitar a un experto en pavimentación norteamericano, y hay una frase que quedó dando vueltas. Me dijo, la única manera de ser rentables en una mercado tan competitivo como el de los pavimentos en EE.UU. es tener como máxima “Get in – Get out – Stay out”. No quise traducirlo, pero coincide con esta visión de hacer las cosas bien desde el principio, no volver atrás a reparar errores, no deshacer con una cuadrilla trabajo ya hecho por la cuadrilla anterior. En definitiva trabajar en limpio y no en borrador. Por eso, la industrialización no se trata sólo de cambiar equipos e incorporar nuevas tecnologías, es una forma nueva de enfrentar los viejos problemas, con más planificación y menos improvisación. ¿Hemos avanzado en esta línea? Probablemente sí y hay muchos ejemplos que lo confirman, el problema es que las obras y el entorno en el cual se deben desarrollar los proyectos se ha hecho más complejo con el tiempo, por eso el balance negativo que en términos de productividad presenta nuestra sector. Hemos avanzado pero no a suficiente velocidad. Pensando en estos desafíos, hemos lanzado recientemente una iniciativa junto al Departamento de Ingeniería de la Universidad Católica para levantar un gran Centro de Innovación en Construcción con Hormigón que tenga una visión de mediano y largo plazo. Desde donde podamos abordar los grandes desafíos que tenemos por delante. Hemos puesta en el acento del desarrollo de mejores procesos de construcción, con el desarrollo de materiales, equipos y diseños al servicio de una ejecución más eficiente de las obras. Sabemos que las presiones respecto a calidad, seguridad, plazos, costos, mano de obra y disponibilidad de materiales se van a incrementar en los próximos años. Las alternativas son esperar hasta que las presiones sean insostenibles y reaccionar de la mejor forma que podamos, como ocurrió el 2012 con el boom de la mano de obra, o podemos ser proactivos, planificar y adelantarnos para enfrentar estos hechos. Existe un amplio campo para el desarrollo de incitativas de este tipo, en general ellas son de una envergadura tal que es imposible para una sola empresa abordarlas con éxito, es un trabajo de toda una industria.

Comments

comments

Etiquetas: /

Socios Fundadores


Empresas Asociadas


Sitio desarrollado por : Insituto del Cemento y del Hormigón de Chile - Todos los derechos reservados 2017