Columna | Desarrollo portuario: Desafíos futuros y uso del hormigón armado

Publicado el diciembre 29, 2017



Es un hecho innegable que el bienestar económico de un país como el nuestro, con un extenso borde costero, está estrechamente ligado al desarrollo portuario. Una buena medida de la salud de nuestra economía, es la cantidad de bienes y productos que se transen. Como bien sabemos, un porcentaje importante de las mercancías que se comercializan a nivel mundial, entran y salen por los puertos, ya sean a través de importaciones o exportaciones. He ahí la importancia del desarrollo constante de proyectos relacionados con la infraestructura portuaria. Durante los últimos años, la cantidad de proyectos relacionados con borde costero han ido a la baja, en línea con la mayoría de las áreas productivas del país. Sin embargo, hay un par de iniciativas de relevancia en que ha habido avances significativos. Con el objeto de dotar a la zona central del país de infraestructura portuaria acorde con una demanda creciente de los próximos años, las Empresas Portuarias de Valparaíso y San Antonio están efectuando los estudios de ingeniería de los Puertos de Gran Escala (PGE). Durante los próximos años conoceremos cuál de estas empresas seguirá adelante con la iniciativa.

Por otro lado, con la expansión del Canal de Panamá, que ha tenido que adaptarse a la tendencia mundial de la industria naviera y construcción naval, es esperable que se activen varios proyectos de modernización y ampliación de puertos en Chile. Estos puertos deberán tener la capacidad de recibir naves de mayores dimensiones para ser competitivos en el mediano plazo. De este hecho deben aprenderse algunas lecciones, pues tendemos a decidir con una mirada de corto plazo, priorizando la inversión justa y necesaria para satisfacer requerimientos actuales, sin tener suficiente visión de las proyecciones de mediano plazo. Es algo que debemos mejorar como país a todo nivel, gobierno, empresas portuarias, operadores portuarios, concesionarios, con- tratistas e ingenieros. En Chile existe la capacidad profesional y la experiencia en el desarrollo de proyectos de clase mundial, solo hay que quebrar esa tendencia costo-dependiente y de corto plazo.

Como ocurre para la mayoría de las obras de infraestructura, el hormigón armado es un material de construcción por excelencia en las obras marítimas. Los proyectos portuarios relevantes, que involucran la operación de maquinaria pesada, y que están emplazados cerca de la línea de costa, requieren el uso de hormigón armado, por su resistencia y durabilidad. En ese escenario, los ingenieros nos enfrentamos a desafíos importantes en términos de diseño y construcción con hormigón armado en volúmenes importantes, y en un ambiente severo, como lo es el ambiente marino.
Las estructuras involucradas en los puertos, son habitualmente estructuras robustas, volumétricamente considerables, y que durante su hormigonado presentan además algunas dificultades que hay que resolver, como por ejemplo el control de calor durante la hidratación del hormigón. Además, se debe tener en cuenta que el ambiente marino es altamente exigente, las estructuras de hormigón están expuestas al ataque de sulfatos y cloruros, además de la acción permanente de las cargas hidrodinámicas. Es conocida la agresividad de estos agentes, y las repercusiones que estos generan en las estructuras, por esta razón, es necesario especificar, diseñar y fabricar mezclas de hormigón que sean capaces de resistir la severidad del ambiente marino. En esa línea, es de relevancia superlativa controlar el grado de permeabilidad de los hormigones. Los hormigones de alta impermeabilidad son más durables, ya que entregan mayor resistencia a la penetración del ion cloruro. En relación a este aspecto, es de suma importancia que la industria de fabricación de hormigón mejore su flexibilidad y versatilidad, de forma que se simplifique la confección de hormigones con características diferentes a las habituales, que se simplifique la incorporación de otros materiales y adiciones.

La mayoría de las normas de hormigones en ambiente marítimo, sugieren características generales que deben cumplir los materiales constituyentes del hormigón. Sin embargo, en los últimos años ha habido una evolución hacia el diseño por durabilidad del hormigón, que debe ser compatible con la vida útil que se espera de las instalaciones marítimas. Este aspecto ya aparece explícito en la última versión de la Norma Chilena NCh170 (2016), por lo que constituye una obligación que debe ser abordada por los ingenieros estructurales.

Como conclusión general, se puede señalar que el desarrollo portuario futuro nos presenta el desafío de contar con infraestructura capaz de atender una mayor transferencia de carga futura, y al mismo tiempo tener la capacidad de adaptar prontamente nuestros puertos para naves de mayores dimensiones. Es de esperar que se generen varios proyectos de modernización de la infraestructura, en una industria marítima que crece cada vez más. Desde el punto de vista técnico específico del diseño en hormigón armado, hoy es importante que los ingenieros estructurales atiendan las tendencias modernas del diseño, incorporando los aspectos relacionados con la durabilidad del hormigón y la vida útil esperada de las estructuras marítimas.

Comments

comments

Etiquetas:

Socios Fundadores


Empresas Asociadas


Sitio desarrollado por : Insituto del Cemento y del Hormigón de Chile - Todos los derechos reservados 2017