Columna de Opinión | Productividad en la construcción

Publicado el marzo 1, 2017

Qué tan fácil es evaluar un sistema constructivo que mejore rendimientos?

En este último tiempo hemos visto la aparición de novedosos sistemas constructivos que mejoran la calidad constructiva, disminuyen el uso de mano de obra y aumentan la velocidad de construcción. Sin embargo, al momento de evaluar estos sistemas en términos económicos, usualmente el costo directo es más alto y esto hace que se dilate su implementación o se opte por continuar construyendo de manera tradicional.
 la aparición de novedosos sistemas constructivos que mejoran la calidad constructiva, disminuyen el uso de mano de obra y aumentan la velocidad de construcción
La industria de la construcción habitacional está fuertemente ligada al negocio inmobiliario, siendo este último quién da los tiempos y presupuestos del proyecto. Es así, que a ojos del inmobiliario el sistema constructivo solo es relevante si afecta la decisión de compra o genera efectos en la posventa, lo que importa es el resultado final del negocio inmobiliario. En cambio, por el lado de la constructora, quién tiene restringido el presupuesto y plazo, sí está interesado en innovar, incorporar mejoras y avanzar en procesos que optimicen sus procesos para terminar en plazo, presupuesto y con calidad.49Para contextualizar esto, cuando la constructora haces los re-chequeos de presupuestos, todas las soluciones innovadoras que en costo directo sean más económicas, inmediatamente son candidatas a ser implementadas. Por el contrario, las soluciones constructivas que sean más caras en costo directo, quedan pendientes para ser evaluadas. No obstante, no es fácil la evaluación. Mejorar el rendimiento de una sola partida normalmente no adelanta el término de la obra, para hacer mejoras globales hay que trabajar con todas las partidas. Es así que si no se ve el nuevo sistema constructivo como un “todo” simplemente es un costo adicional para el proyecto, por lo tanto no vale la pena implementarlo.
Mejorar el rendimiento de una sola partida normalmente no adelanta el término de la obra, para hacer mejoras globales hay que trabajar con todas las partidas
01_enconfrados_aluminioMuchas de las innovaciones en la construcción se han implementado simplemente porque la competencia las está usando, pero no hay un análisis costo/beneficio que incorpore variables de tiempo, calidad, mano de obra, costos directos e indirectos, entrada anticipada de otras partidas, etc, simplemente se hace una evaluación a posteriori. Este método: “implementar primero, evaluar después”  ha sido ampliamente usado por su simplicidad, sin embargo, necesariamente requiere de una “apuesta” que no todas las empresas están dispuestas a hacer sin datos que respalden la rentabilidad del nuevo sistema constructivo.
¿Es posible prever si un nuevo sistema constructivo entregará mejoras globales? La respuesta es categórica y es SI

20130314091144_66348¿Es posible prever si un nuevo sistema constructivo entregará mejoras globales?

La respuesta es categórica y es SI, mas la evaluación requiere tiempo y análisis. Hoy en día varias constructoras a nivel nacional tienen incorporado departamentos de innovación y están constantemente pensando mejoras, sistemas o procesos que optimicen la construcción.  Innovación en encofrados livianos y monolíticos, hormigones que no requieren vibrado, prefabricados estructurales, prefabricados de terminaciones, ventanas y puertas simultáneas a las terminaciones, innovaciones en tabiques y muchas otras, son alternativas que posiblemente son más caras en costo directo y si no hay una estrategia para sacarle partido a los beneficios que entrega dicha innovación, probablemente lo mejor será seguir construyendo como siempre se ha hecho.Por Leonardo Gálvez. Ing Civil, MEng. lgalvez@ich.cl

Comments

comments

Etiquetas: /

Socios Fundadores


Empresas Asociadas


Sitio desarrollado por : Insituto del Cemento y del Hormigón de Chile - Todos los derechos reservados 2017